Cómo mantengo una perspectiva positiva tras una lesión medular

May 13, 2022 9:49:21 AM

Una energía y positividad increíbles. Estos son los términos que mejor describen a Layth, un hombre de 44 años que sufrió una lesión medular hace cinco años mientras montaba en bicicleta con sus amigos por la zona del castillo de Bamburgh, en Inglaterra.

1_BLOGPOST_WELLSPECT_04_2022-1200x630

Hablamos con Layth un oscuro día de invierno. Fuera nevaba y hacía frío, pero el interior era cálido y acogedor. A pesar de las bajas temperaturas, Layth ya había salido dos veces a la calle. Primero, para entrenar para un evento ciclista benéfico y, después, para llevar a sus hijos a montar en trineo.

Layth estaba dispuesto a afrontar el reto invernal, a pesar de que su bicicleta adaptada se quedaba atascada en la nieve una y otra vez. Nunca se le pasó por la cabeza perderse su sesión de entrenamiento, ya que pronto iba a participar en una marcha ciclista benéfica de 42 kilómetros con el fin de recaudar fondos para un amigo que perdió a un familiar a causa del COVID-19.

Tampoco quería perder la oportunidad de divertirse en la nieve con sus hijos pequeños:

"No querían ir, pero les dije: ¡Venga, tenemos nieve y no estáis en el colegio! ¡Vamos a montar en trineo y a disfrutar del momento! No quiero perder esas oportunidades con mis hijos". Esa es la actitud que resume a la perfección la energía y las ganas de vivir de Layth.

Layeth with his children playing in the snow with sledgesLayth con sus hijos jugando en la nieve con trineos.

Tras el accidente, Layth vivió momentos difíciles y tardó tiempo en recuperar una perspectiva positiva de la vida y de su futuro. Durante las semanas que estuvo ingresado en el hospital se dedicó a su recuperación, haciendo toda la fisioterapia y rehabilitación que pudo para fortalecerse. Después de diez semanas en el centro de rehabilitación medular pudo volver a casa con su mujer y sus hijos.

"Tengo una red de apoyo, que incluye a mi familia, por la que estoy verdaderamente agradecido, y eso me ayuda a ver siempre el lado bueno de la vida y todo lo positivo". Cultivar esta actitud mental ayudó a Layth a superar las difíciles semanas y meses que siguieron a su accidente.

Los daños en el sistema nervioso, como los que sufrió Layth por su lesión medular, pueden afectar a la función de la vejiga y el intestino. Durante su proceso de rehabilitación, a Layth se le ofreció la irrigación transanal (ITA) como terapia para controlar su intestino. Con su habitual carácter positivo, Layth la aceptó plenamente.

Encontrar el enfoque adecuado

Pero al principio no fue nada fácil. El cuerpo de cada persona es diferente y Layth tuvo dificultades para encontrar un ángulo cómodo para introducir la sonda. Tenía los isquiotibiales un poco tensos, por lo que los estiramientos le dieron la flexibilidad necesaria para agacharse y doblar el cuerpo por la cintura para alcanzar un ángulo que permitiera la inserción de la sonda para la irrigación. También descubrió que las sillas de ducha con un corte de entrada frontal en el asiento facilitaban el acceso para la inserción.

Una vez que encontró la configuración óptima, adoptó rápida y fácilmente la terapia de la ITA. Al principio probó un sistema manual y más tarde tuvo la oportunidad de probar un dispositivo electrónico de irrigación. Al ser uno de los primeros pacientes que probó el sistema electrónico en la Unidad de Lesión Medular del Hospital St. James, se considera increíblemente afortunado:

"Me pareció muy innovador. Era todo electrónico. Podías configurar la cantidad de agua que querías, el tamaño del globo, etc., y luego solo tenías que pulsar el botón... Todo se hacía automáticamente y de manera muy sencilla"

Layth

Cinco años después del accidente, Layth sigue utilizando ambos dispositivos para controlar su intestino, alternando entre el sistema electrónico y el sistema manual. Cada uno proporciona ventajas que permiten a Layth encajar la irrigación del intestino en su estilo de vida. Nada, ni siquiera su intestino, le impide disfrutar su vida con plenitud.

Ahora piensa en su futuro en términos positivos, lleno de planes que llevar a cabo y metas que alcanzar.

"Quiero que mi vida sea buena, y lo es. Nada extraordinario, soy feliz con una vida normal"

 

Topics: Irrigación Transanal - ITA, Lesión medular espinal, Calidad de vida